Sacrificio animal

  • Irse a dormir a las 22, con el aire acondicionado en 24°.
  • En una cama recién hecha, cálida, siempre limpia, siempre seca, nunca humeda.
  • Sueños ocasionales, solo agradables, reflexivos y profundos.
  • Sin miedos ni pánico. Un desayuno apropiado.
  • Té, con no más de 2 cucharadas de azucar, una porción racional de pan recién horneado.
  • Una ducha, no más de 15′, el agua, siempre a 30°, nunca muy fria, nunca muy calida, uniforme, agradable.
  • Sin preocupaciones, sin inseguridades, en una casa, cerca de la ciudad, donde siempre da el sol, cerca del oceano.
  • Now dressing up, con ropa siempre adecuada para la oficina, no muy oscura, no muy clara, no muy cara, sin generar envidia ni preocupaciones.
  • La camisa siempre debe corresponder con el saco, el saco siempre debe corresponder con la sonrisa.
  • Una sonrisa, pero solo parcial, sin forzarla, solo una ligera inclinación angular.
  • No forzar la posición de los labios.
  • Ahora en la avenida, hacia la ciudad, una conducción moderada y apropiada de un coche alemán.
  • Prender las luces acorde a las reglas dadas. No exceder la máxima, no exceder la mínima, no usar nunca la bocina, ni apurar con las luces.
  • No pensar mal de quien conduce el coche de al lado, conservar siempre el mismo espacio de frenado, obedecer siempre las señales.
  • Sin perder la paciencia. Sin caer en adicciones. Sin grandes ambiciones, conservar aplasibles moderaciones.
  • Respirar con normalidad, ignorar las bocinas, pero nunca olvidar las señales.
  • El lugar adecuado para aparcar el coche, el mismo de ayer. Recordar siempre poner el freno de mano.
  • Apagar las luces, cerrar el coche.
  • Acceder al edificio, saludar a los compañeros, conservando la inclinación adecuada de la sonrisa.
  • No ofender a nadie, no insinuar nada a nadie, conservar la sonrisa, seguir respirando.
  • No ser ofendido por nadie
  • Tomar el ascensor, y descender, para luego ascender, buscar el cubiculo asignado.
  • Encender las maquinas que correspondan, respirar.
  • No forzar el encendido de las maquinas, esperar a que las maquinas se enciendan de manera adecuada.
  • Revisar la correspondencia, realizar los deberes asignados.
  • Sin perder la paciencia, revisar la inclinación de la sonrisa, podría haber camaras filmandolo.
  • No presionar demasiado el hardware, no hacer ruidos ni presion exesiva.
  • Resolver los deberes asignados previo al almuerzo, conservar la sonrisa, seguir respirando.
  • No dispersarse, no pensar en nada que no se haya especificado en la correspondencia.
  • No resolver los deberes asignados demasiado rápido, ni demasiado despacio.
  • Ir al baño en caso de ser necesario o en caso de dudas.
  • Comer un yogur o algun bocado saludable.
  • Finalizar las asignaciones cerca del horario de almuerzo.
  • Almorzar, no demasiado liviano, no demasiado pesado.
  • Nunca envidiar a las personas obesas, o demasiado delgadas quienes almuercen algo más que una ensalada o una pechuga de pollo.
  • No comer animales. No fumar yerbas de ningúna clase.
  • Ir al baño, lavarse las manos e higenisarse.
  • Revisar la sonrisa, sacar cualquier porción de comida indeseada de su sonrisa.
  • Volver al espacio asignado, revisar la correspondencia y comenzar con los deberes asignados.
  • No hacer ruidos desagradables.
  • No mirar demasiado a sus compañeros, conservar el foco en sus responsabilidades.
  • No mirar las camaras de seguridad, ignorar el personal de seguridad, como si fueran maquinas, iguales a ud.
  • Ahora dirigirse hacia las reuniones asignadas.
  • Saludar, sin hacer demasiada presión, sin forzar a nadie, hablar solo lo necesario, sonreir, pero nunca demás.
  • Preparar el aire en los pulmones para reir con furzas cuando los demás esperan que se ría.
  • No hacer bromas cuando no es adecuado, no hacer bromas cuando podría no ser adecuado.
  • Salir de la sala de reuniones sin proponer grandes cambios, solo insinuar sus ideas con moderación.
  • No hacer grandes presiones cuando las cosas andan mal, ni llamar a reflexión, a excepción de incendios.
  • Salir con moderación de la sala de reuniones.
  • Caminar hacia el gimnacio, no más de 2 veces por semana.
  • Lunes, miercoles y viernes, clases de respiración o yoga para liberar las presiones.
  • Volver por el coche, y volver con el coche hacia su casa.
  • Cenar en familia, conservar la sonrisa.
  • Irse a dormir a las 22, con el aire acondicionado en 24°.
  • En una cama recién hecha, cálida, siempre limpia, siempre seca, nunca humeda.
  • Sueños ocasionales, solo agradables, reflexivos y profundos.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *